Páginas vistas en total

13/10/14

Añoranzas

El viento azotando el cabello.
Olor a anís y a recuerdos invadiendo mis sentidos.
La ventanilla bajada,
y cantar contra el viento la alegría de volver.

Sentir como el aire de la Sierra de Gador satura mis pulmones
y volver al interior del vehículo para recuperar la normalidad de mi respiración.

Y tras la última curva... ¡Bienvenidos!
Cálido recibimiento para propios y extraños.
Y allí, junto al parque, en la misma entrada del pueblo, ...,
ya maldigo el día que deberé partir.

Olor de jazmines,
olor de guisillos,
olor de cuadra y moscas,
olor de jardines cordobeses al este del sur,
olor de pescado en la plaza,
olor de torruso en la diana.

Y otro modo de dar la bienvenida de mi pueblo...
"¿Y tú cuando há venío?"
¿Cuándo vendrás para no marchar más?
¿Cuándo cuidarás las raíces de los almendros?
Almendros que dan vida y energía,
Almendros que me mata no sudar,
sintiendo morir el esfuerzo de mis ancestros.

Sabor de ajo blanco,
sabor de agua fresca de la fuente,
sabor a pipas saladas,
sabor a migas, conejo al ajillo y paella de carne,
sabor de sardinas en escabeche,
y eterno sabor a aceite y a hinojo.

Bendita mi suerte por se nieta e hija de tus blancas calles,
de tu dura era y tus más duros secanos.

Bendita mi suerte por sentir el sur,
Maldita mi suerte por vivir añorando el sur.

1 comentario:

Anónimo dijo...

¡Que bonito! Que sentido, que sincero y que verdadero... Estoy con la congoja en la garganta.... Me encanta!!! Os esperamks pronto